Especial San Valentín: el amor vuela hacia a tí

February 11, 2012 Poemas Comments (6) 303

 El corazón cree volar

cuando tu cuerpo corre y da vueltas sin parar,

porque siente por primera vez su primer amor.

Vuestra primera caricia fue:

enlazar vuestras manos,

como si fuera un lazo que os une

mientras os miráis.

Las primera palabra  inocente fue:

un te quiero  tímido,

que os llena vuestras mente de cálidos pensamientos

que  no entendíais,

pero que os hacían sentir en otro mundo.

Vuestros pies se convertían en alas

cuando uníais vuestros labios en un beso

que os llena de pasión incontrolada,

donde solo estabaís vosotros en un cielo inmenso.

Os convertisteis en ángeles por primera vez,

y el aíre que os rodeaba se calentó,

luego vino una ráfaga de viento frío

que os despertó de vuestro sueño.

Estabais juntos como siempre.

Vuestros cuerpos se rozaban, se sentían y se adoran

como cada día desde que os conocisteis.

Os mirabais como muchas veces lo habéis hecho,

pero está vez no era igual, ella no desprendía luz en sus ojos.

Como si lo hizo, cuando ibais a tener un hijo o cuando ella encontró su primer trabajo.

Ella me miró a los ojos y, entre lágrimas, me dio una carta.

Yo perplejo la cogí.

Al leerla mi corazón palpitó a toda prisa

y mis ojos fueron incapaces de creer lo que leían,

“un mes de vida”.

La miré, suspiré y la abracé con todas mis fuerzas

y le dije al oído:

-Mi amor vuela hacia a ti aunque no estés,

porque  nuestros corazones siempre volarán juntos.

Nuestro abrazo se lleno de lágrimas saladas.

Feliz San Valentín.

Continue Reading

La naturaleza

January 25, 2012 Poemas Comments (4) 192

La luz brilla bajo el agua de los lagos

donde se refleja el cielo.

El dulce aliento del aire,

junto al sonido de los pájaros

que van al son del viento,

baja por las colinas hasta cubrirlo todo.

Ese sol matutino llena los prados cercanos.

 La flor florece.

Con el embrujo de sus pétalos

clama el calor del eterno amor.

 Aparece un insecto en el prado,

y embelesado por su olor, va hacia ella.

El amor surge a primera vista.

Tras el bello despertar del valle

surge la primavera llenando de vida cada rincón.

Continue Reading

El tiempo

December 20, 2011 Poemas Comments (7) 238

El tiempo se esfuma,

entre los relojes

pequeños y grandes

pasan las horas y los días.

Vivir entre lo que es y lo que podría haber sido

es perder tu valioso tesoro,

tu tiempo.

Aprovecha el tiempo porque la vida es un tren

que no espera a nadie.

Continue Reading

La espera

November 10, 2011 Poemas Comments (0) 116

El otoño cae sobre mí,

las hojas caen sobre mi piel.

 Esperando en la larga soledad  la vuelta de algo que se fue.

Como eliminar el deseo de un beso,

que creía olvidado.

Mi cuerpo es una marioneta,

que sigue el movimiento de sus hilos

sin más.

Me falta algo y pienso en ello todo el día.

Susurro su nombre al viento para que vuelva,

como una brisa de verano que anuncia el calor,

pero mi cuerpo está desnudo sin él,

como un árbol  sin hojas.

Mis pensamientos son un remolino de viento,

que se envuelve entre mis sábanas.

Entonces viene la calma  y aparece el frío,

que va naciendo poco a poco desde las palmas de mis pies

recorriendo cada parte de mi cuerpo, como un escalofrío que crece

cada noche.

La  derrota me inunda, mientras estoy en un bosque,

donde la luz se oculta, con la caída de la lluvia de hojas,

que se van marchitando.

Estoy tirada en el suelo, como queriendo desaparecer,

siento que soy como aquella flor que espera florecer.

Estoy envuelta de una humedad,

que se convierte en escalofrío, contra más rápido caen las hojas,

más quiero evadirme en un yo, que no desea despertad.

Justo cuando  creía que mi corazón  había  perdido su latir,

renace en un pájaro carpintero, que pega fuerte contra mi pecho.

Entonces abro los ojos,

y su rostro me invade como el  reflejo del sol.

Las llamas de mis dedos lo tocan, como si fuera una aparición del pasado.

  Mi mente confundida, dice con un hilo de voz:

-¿Eres  real?,

él no contesta,  solo sonríe.

     Entonces sus manos caen sobre mi cuerpo resentido,

y yo me dejó  llevar como una  novia

en los brazos de un novio,

que espera morir junto ella

cuando las lineas de la vida,

se hayan marcado en sus rostros.

Entonces despierto, y su cuerpo está junto al mío,

y nuestros cuerpos empiezan a resplandecer,

yo siento su calor, y mis brazos le envuelven con fuerza

contra mi cuerpo, como si fuera mi regalo.

Él se despierta, y me mira, y susurra a mi oído lo siguiente:

– feliz día del amor,

lo hace como una suave brisa en mi pelo,

y pienso:

-vuelve a ser primavera,

pero se que pronto desaparecerá para

volver a el otoño, que nunca se va.

 

Dedicada para  alguien que me  da cada día aliento para seguir escribiendo.

Continue Reading

Hortensia: un recuerdo o un sueño

August 18, 2011 Poemas Comments (3) 276

Mi recuerdo me sumerge en un profundo sueño.

 Me trasporta al día que te vi por primera vez.

Estabas sola y olvidada en un rincón.

Desde ese día te cuidé y  te hice florecer

al igual que tú me viste crecer,

porque tu fuiste mí confidente

y consuelo en mis días solitarios.

Yo rozaba tus pétalos, pequeños y abundantes

y tú no decías nada,

solo escuchabas:

mis miedos, mis anhelos y mis sueños.

Tus  pétalos  cambiaban de color:

blancos, fucsias, rosados o azules,

era tú lenguaje,  el cual  no entendía,

pero eso hacia que yo sintiera que me escuchabas

y con eso me bastaba.

 Tú sola presencia me daba aliento,

eras tan  bella  y a la vez  tan vulnerable,

que me sentía tu fiel protector.

Tú nombre es hortensia,

lo descubrí  al contemplar

una copia de ti en un escaparate,

en el cual se reflejó mi tristeza

 haciéndome recordar la soledad

que me produjo, perderte bajo la blanca nieve

un día de invierno.

Continue Reading

El amor entre dos fronteras

August 10, 2011 Poemas Comments (0) 118


Mi corazón tiene dos fronteras:

La de envolverme en su propia sombra.

La de encontrar su rostro perdido.

La primera es para seguirle a escondidas en sus sueños

y dibujarme en su cuerpo.

Para cuando quiera transportar a la segunda frontera,

no perderme detrás de sus pasos.

No encontrarme su rostro perdido en mi oscuro recuerdo.

Sus pisadas me muestran la luz al caminar

 mi señal en la oscuridad.

Cuando siento que me pierdo

me paralizo en una eterna mirada.

Donde las  sombras cubren mis ojos

matando el destello,

  que me hacía brillar en la noche oscura.

Rompiendo mis pisadas en mil trozos

hasta convertirlas en polvo.

Mis pies están cansados.

Haciendo que cada aliento,

se convierta en hielo.

Que al Salir de mi boca

custre mis labios

al expulsar un vaho,

que congela mi cuerpo

en un bloque de hielo.

Lo único que se oye.

Es mi corazón retumbar en mi pecho,

Que va perdiendo su voz

tras oír el eco de un amor roto.

Que veo mientras se aleja,

su cuerpo sin sombra.

Donde solo ha dejado sus pisadas

que se borran  en la oscuridad.

Le grito, pero mi grito se consume en mi cuerpo vacío.

Mis pies están clavados en la nieve que refleja mi desesperación.

Solo queda en mí  con vida ,

los últimos pensamientos lucidos y mi corazón que se va llenando de escarcha.

Luchó por no morir sola,

sacando de mí  el último suspiro, mi alma.

Para meterme en sus pensamientos.

Hacer que venga y recoja mi cuerpo

Convertido ahora en estatua de hielo.

Porque yo soy su sombra  y su aliento,

que dejó en la oscuridad de una noche invernal.

También sus pasos y una parte de su alma.

La cual dejó conmigo.

Por eso, su cuerpo se congela,

porque se aleja de las fronteras de mi corazón y mi mente

y va dejando escapar su alma.

Para buscar lo que perdió en el camino.

 Así, renacer en el mismo cuerpo.

Haciendo volar su alma hacía la estatua de hielo

y dando vida a lo que murió en  la  negra noche.

Continue Reading

En busca de la felicidad

July 31, 2011 Poemas Comments (2) 253

-¿Quién soy yo?

– me pregunté  junto a un espejo.

Mi sonrisa no era una sonrisa,

solo era una carcajada sin sentido.

Mi reflejo solo era una persona inerte

que se negaba a sí misma

lo que deseaba.

Tenía miedo de llegar a la felicidad,

porque ello suponía romper las barreras que me oprimían,

y  tirarme al vacío de un precipicio

sin mar y sin rocas.

 Cayendo en picado en un vacío infinito,

pero de no hacerlo

era como morir lentamente,

aprisionada por una serpiente.

Que hace lo que debe,

alimentarse de mi propio miedo.

Así , asfixiar y romper mi vida

hasta quedar solo mi sombra

en un rincón de una habitación cerrada.

Por ello, yo deseaba volar

sin que nadie me negara

a ser libre y amar lo que hacia,

hasta el último aliento.

Añoró la felicidad,

porque ese espejo

solo refleja la soledad,

la cual me está consumiendo;

y Arrancando mi último aliento.

Mi vida

ya no tiene sentido,

porque la brújula que es el corazón,

da vueltas y vueltas sin parar.

Porque me niego aceptar la evidencia,

que por mucho que niegue,

lo que deseó es volar,

lejos de aquí.

Dibujando mi vida y mi alma en un papel.

-Me pregunté al fin

– ¿ Podré encontrar la felicidad?

-me respondí sin más a mí misma-

-Solo si encuentras lo que realmente estás buscando,

y lo sigues sin miedo y sin mirar atrás.

Continue Reading

El amor de los cuerpos

April 21, 2011 Poemas Comments (2) 272

El amor es como dos cuerpos

enlazados  en un mismo cuerpo.

Uno es amado por el otro.

No temes a nada solo sigues el latido

de su corazón.

Piensan en cada suspiro como el último,

te derrotas ante esa sensación de placidez

y a la vez envuelta en calidez.

No piensas, solo actúas.

Sientes y a la vez lo anhelas

todo de él.

Ese cuerpo perfecto entre mis manos,

que me hace tocar el cielo y a la vez  dibujamos

un lazo transparente para unir nuestros cuerpos.

Escuchando nuestro alrededor sólo sentimos

 el fluir de nuestros pensamientos, mientras respiramos

en el paso de los años.

Vemos como las imperfecciones arañan nuestros cuerpos,

pero las amamos sin miedo,

 solo sentimos y amamos la belleza de percibir cada suspiro,

en nuestros cuerpos envejecidos.

 

 

Dedicado a alguien muy especial,

que llena mis días y mi vida cada día.

 

 

Continue Reading

Los encantadores brujos

February 4, 2011 Poemas Comments (0) 114

El agua cristalina

 brotaba del corazón de una montaña que rugía.

Sus pulmones deslizaban el agua

a las galerías

que  formaban pequeñas grietas.

Donde transportaban  las  pequeñas sales

durante años,

hasta transformar sus pequeños hijos

en estalagmitas.

 Los cazadores de almas  residen ahí.

 Su poder brota de sus  manos

dominando el agua que corre en la oscura morada,

donde reside la fuerza de su poder.

La caza de brujos es un modo de robar el espíritu

de la magia, el cual  se desvanece al anochecer.

No temen a la muerte , ellos son la muerte

y sus actos son dominados por ella.

Su alimento son las almas

que roban de cuerpos inocentes al caer el sol,

 por ello deben de matar,

para que la muerte no les lleve a ellos.

Corría entre los altos valles

huyendo de las sombras que me perseguían,

solo estaba yo y mi miedo.

Sabía que venían a por mí

eran los cazadores de brujos

que me querían por mis visiones.

Mis ensueños fueron robados

mientras me llamaban en mis sueños.

Mis manos temblaban

como si mi magia se desvaneciese.

Los arboles parecían gigantes tras ser invadidos

por la oscuridad de la madre noche,

 buscando a su compañera que es la luna, su fiel hija.

La cual  ilumina con su luz mortecina

ofreciendo un ambiente de tensión,

el cual hacia que mi corazón latiera con más intensidad.

Miré hacia tras y solo vi oscuridad,

pero yo seguía corriendo

hasta que algo me cogió.

Miré a sus ojos los cuales me atraparon

hasta convertirme  en una alma sin cuerpo

y apareció un  rojo destello, se metió en él.

Yo vague por el inmenso bosque,

buscando mi lugar  y hasta que al fin encontré un árbol marchito

me adentre en su cuerpo seco,

haciendo florecer sus secas ramas

me sentí viva otra vez.

Continue Reading